Nombre Santuario: San Juan de Piche.
Ubicación: Alhué, Provincia de Melipilla.
Tamaño: 1.617 hectáreas.
Tipo Vegetacional: Bosque caducifolio mediterráneo costero, bosque esclerófilo mediterráneo costero, matorral bajo mediterráneo costero.
Objetos de conservación: Nothofagus Macrocarpa, Bosque Esclerófilo Mediterráneo, Alsoldes Cantillanensis.
Año de declaración: DTO 23, 2013.
¿Se encuentra abierto al público? No.
Número de teléfono + 56 9 6606 8389
Página web http://www.roblesdecantillana.cl
1. Historia de Conservación
Desde sus inicios, los propietarios del Santuario han tenido como misión fundamental “el proteger el bosque nativo y la enorme biodiversidad de los ecosistemas presentes en San Juan de Piche”. Muestra de esto ha sido la constante búsqueda por una ecuación sustentable entre producción de bajo impacto y el uso sustentable de los predios agrícolas de la parte baja.
Durante los últimos 17 años, el fundo se ha dedicado a la producción de miel orgánica, a su vivero de árboles nativos, www.nativosdecantillana.cl, y a la producción de plantaciones experimentales de nogales entre frutales de baja densidad (producción libre de químicos), todas iniciativas exitosas dentro de sus contextos.
2. La declaración del Santuario
El año 2010 los propietarios deciden buscar declarar 1617 ha. de sus bosques altos en Santuario de la Naturaleza, como muestra de su compromiso con la conservación de este en el largo plazo.
Después de una tramitación de tres años, donde la comunidad científica y múltiples organizaciones sociales, como la Pontificia Universidad Católica de Chile, el Instituto de Ecología y Biodiversidad de la Universidad de Chile, la Fundación Phillipi, la agrupación Chilebosque, y CONAF entre otras, se expresaron abiertamente a favor, este fue declarado el año 2013 por el consejo de ministros.
Para la declaración de San Juan de Piche como Santuario de Naturaleza, se consideraron los siguientes argumentos:
A. El Santuario está dentro de una zona que corresponde en su totalidad a ladera sur, haciendo de éste sector una zona densamente boscosa, con una enorme diversidad de especies que lo hacen merecedor de ser considerado el sitio de Mayor Valor Ecológico de la zona mediterránea costera de Chile.
B. Un estudio realizado el 2007 por la Universidad de Chile, “Profundización de la Línea Base Ambiental y Ecológica del Sector de Mayor Valor Ecológico del Cordón de Cantillana” consideró al fundo como “componente clave del sector de más alta biodiversidad del sitio”.
C. El Estado tiene como meta para el año 2020, la protección de al menos el 10% de la superficie de cada uno de los ecosistemas relevantes del país. Se identificó 105 sitios prioritarios para la conservación en el país, siendo el Cordón Altos de Cantillana el más importante de ellos.
D. Los bosques altos funcionan como condensadores de humedad, con una pluviosidad media de 620 mm. anuales, duplican el promedio de agua caida de la Región Metropolitana. La cuenca hídrica que genera este cajon permite el funcionamiento de la cuenca baja, donde existe un importante desarrollo de viñedos y plantaciones frutales, así como cientos de hectarias de humedales en la sexta región que hacen uso de este recurso hídrico.
E. El proceso de conservación se inició hace más de 16 años con sus primero estudios científicos, teniendo una justificación técnica-ambiental ampliamente respaldadas por numerosos estudios.
F. En la zona adyacente (ladera norte) existen dos Santuarios más: Horcón de Piedra y Altos de Cantillana. Juntos pasan a formar una red interconectada de Santuarios únicos en la región. Esto facilita la coordinación de acciones futuras tanto para el desarrollo túristico de la zona, así como para la gobernanza y manejo de los predios.
G. Continuamente se descubren nuevas especies en la zona, siendo el último hito una nueva especie de Sapo, el Sapito de Cantillana, Alsodes cantillanensis.
H. Los bosques altos cuentan con una de las poblaciones más importantes de abejas y avisas nativas de Chile central, habiéndose identificado 75 especies, representando una oportunidad espectacular para el estudio ecológico de estas, tema de relevancia mundial.
I. Finalmente el Santuario cuenta con poblaciones muy importantes de monumentos naturales y especies en peligro de extinción, o en riesgo, como Bellotos del norte y del sur, Palma Chilena, Gatos Guiña y Colo Colo, Yakas, Lagartos Gruñidor de Valeria, entre otros.
La Fundación Robles de Cantillana.
Nace el año 2015 con el fin de darle una manejo profesional de conservación al Santuario. Para mayor información visite la página, http://www.roblesdecantillana.cl